La construcción, a la caza de mano de obra