La compraventa de viviendas profundiza su caída en agosto hasta el 38%