La compraventa de viviendas crece un 21,6% en 2014, el dato más alto desde 2010