Los bancos centrales estudian medidas conjuntas por si Grecia sale del euro