Muchos negocios turísticos no encuentran personal cualificado para el verano