Caja Madrid favoreció a los hijos de la élite empresarial y social