Los mercados se disparan ante el anuncio de los bancos centrales de inyectar liquidez