La auxiliar de enfermería, acusada de matar a una anciana era vigilada desde hacía un año