La actividad privada de la eurozona sugiere un crecimiento del 0,3% en el último trimestre del año, según PMI