Wonder Woman gana el juicio contra su gigante: su banco