Volkswagen trata de determinar qué vehículos llevan el motor trucado