Los directivos de Vitaldent pasan su primera noche en la cárcel