El Tesoro se acerca al máximo y coloca 2.900 millones en letras, pero a tipos más altos