El Tesoro coloca más de los 3.000 millones previstos pero a tipos más altos