S&P sitúa la nota de la economía española al borde del 'bono basura'