Rajoy reconoce en el Senado los problemas de liquidez de España