La Seguridad Social gana 533.186 afiliados en 2015, su mayor aumento desde 2006