Seat equipó 700.000 vehículos con los motores diésel trucados