Seat admite que montó en algunos vehículos los motores trucados del grupo Volkswagen