El nuevo IRPF permitirá compensar las perdidas y ganancias del juego