La huelga de Renfe marca la operación de vacaciones de agosto