Renfe abre una auditoría interna para determinar lo ocurrido en Osorno y depurar responsabilidades