Rehn ve signos de estabilización en España aunque pide seguir con las reformas