Rehn ve más confianza, pero pide a España medidas para completar la reforma laboral