Rajoy evita hablar del rescate