El Gobierno aprueba la nueva senda de déficit, a la espera de Bruselas