Díaz Ferrán podría haber ocultado dos pisos de lujo en Nueva York y un chalet en Mallorca