La 'troika' regresa a Portugal para analizar los ajustes tras la decisión del Constitucional