160.000 personas pagarán el impuesto de patrimonio