El Parlamento aprueba la creación de un fondo de solidaridad y restricciones al capital