La OCDE vaticina para España una caída del PIB del 1,6% en 2012 y del 0,8% en 2013