Montoro defenderá los presupuestos con una tensión máxima entre los grupos