8 de cada 10 medicamentos vendidos en 2011 los pagó el sistema público