Madrid y Cataluña, las dos comunidades con mayor déficit en sus balanzas fiscales