Goteo constante de empresas que trasladan sus sedes de Cataluña a otras zonas de España