España no se negó a una quita de la deuda griega por motivos electorales