El Ibex 35 titubea en la apertura y trata de aguantar los 10.000 puntos en su despedida de 2017