El Ibex 35 deja escapar los 10.000 puntos