El Ibex pierde los 7.900 puntos tras caer un 2,71%, su segundo mayor recorte del año