Iberia y sus trabajadores no llegan a ningún acuerdo