Hecha la ley, hecha la trampa