Hacienda apuesta por mantener la moderación salarial