El Gobierno no descarta "nada" en Cataluña pero "no entrará en provocaciones"