Linde deja la puerta abierta a la extensión del rescate bancario en España