El Gobierno calcula que el paro subirá hasta rebasar los 5,6 millones