El Gobierno se compromete a recuperar 600.000 empleos en dos años