El Gobierno chipriota quiere salvar de la quita a los depósitos menores de 20.000 euros