España cuenta con muchos proyectos millonarios fracasados