Elegir el súper más barato permite ahorrar 1000 euros anuales