Los desahuciados consideran insuficientes las medidas que prepara el Gobierno